jueves, 8 de octubre de 2009

La flora digestiva

El aparato digestivo - La flora digestiva

Las vías digestivas de las aves, así como las de los mamíferos, albergan una flora microbiológica fuerte. En las aves, se ha estudiado frecuentemente la flora de las gallinas y los pollitos. Este es en realidad un animal rentable y las investigaciones sobre su sistema digestivo, han tenido como meta, la reducción de los costos de producción.

Aunque el sistema digestivo de la gallina, se diferencia del de la paloma (la paloma tiene en contraste con la gallina, solo dos sacos ciegos rudimentarios), se pueden extrapolar algunos De esta forma, la microflora digestiva se puede dividir en tres grupos:

Una flora, que se puede denominar como dominante, debido a que ella es el 90% de la flora total. Entre ellos se encuentra especialmente los Lactobacilos.

Una flora, la cual no es "dominante" y solo es el 1% de la población total. En ella encontramos, entre otros, a Escherichia Coli y el Estreptococos.

Una flora, que es el resto, porque los valores de la población en el tracto digestivo son 1/10.000 y entre ellas están las levaduras (Candida), hongos e inclusive bacterias, que tienen una fuerza determinada, para causar enfermedad.

Estas son determinaciones generales de diferentes animales, hay variaciones individuales, especialmente porque determinadas bacterias no se han podido determinar.

Esta flora, la cual vive prácticamente en una atmósfera libre de oxígeno, forma el ecosistema digestivo. Para su supervivencia, utiliza los nutrientes que hay en las vías digestivas y están determinados, por diferentes factores. De manera que las bacterias que se adquieren al nacimiento, son las que tienen la mayor oportunidad, de colon.

Este ecosistema digestivo está en equilibrio y permanece normalmente constante, durante toda la vida de un animal adulto. Pero este equilibrio se puede perturbar, cuando el ave sufre agresiones: estrés, desequilibrios nutricionales, suministro masivo de antibióticos y sustancias que perturban el valor del pH del intestino (sales del baño, entre otras).

En estos casos, se reduce la resistencia a bacterias y determinadas bacterias, como por ejemplo la Escherichia Coli, la cual solo espera, puede llegar a ser activa. Entonces, los factores que perturban el equilibrio de la flora intestinal, tienen una repercusión en la salud del animal.

Como conclusiones se puede decir, que la microflora digestiva protege contra infecciones y que determinada falla en el equilibrio de las poblaciones de microorganismos en el sistema digestivo, puede ser responsable de una disminución en la resistencia. Esto es por ejemplo el caso, en la producción industrial de aves, la cual se aleja de las condiciones naturales y rompen ese equilibrio.

Se tiene por esto, inmediatamente empieza el nacimiento de nuevas palomas, fomentar la formación de una flora intestinal protectora y útil. Por eso evitamos nosotros, antes y durante la reproducción, el suministro frecuente e innecesario de antibióticos y antisépticos.

Cuando los tratamientos son necesariamente indispensables, entonces nosotros debemos permitir, que la flora intestinal, ante todo la que es muy importante para la paloma, como lo es la del buche, se pueda recuperar antes del apareamiento.

Se puede decir definitivamente, que el uso masivo de antibióticos en los reproductores, tiene un efecto negativo indirecto, en las futuras generaciones.

Esta es quizás una explicación, por la cual algunos colombófilos o colombicultores nunca tienen éxito, inclusive cuando ellos recogen huevos, de colombófilos o colombicultores famosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada